Archivos de categoría: Francés skype

Corto trabajadora sexual facial en murcia

se puede aprender si se sabe escuchar. La persona que sabe escuchar desarrolla el sentido de la prudencia y de la humildad. Es más: muchos de los expertos del cuidado de la salud mental, sobre todo aquellos más próximos a la Psicoterapia Interpersonal, sostienen que la carencia de una escucha activa en la infancia es el principal origen de muchos de los trastornos. Y qué se puede decir de las llamadas tertulias radiofónicas o los programas del corazón en televisión donde todos vociferan al mismo tiempo, nadie escucha al otro y se termina imponiendo el que más chilla? Todo ello tendría como resultado un conocimiento más profundo de la humanidad del hombre. La buena escucha es, en sí misma, terapéutica. Fernando alberca vicente Orientador y periodista). En ocasiones, no exigen nada más, solo un oído amable. Para llegar a entender a alguien se precisa empatía, es decir, saber ponerse en el lugar de la otra persona. Para escucharse de verdad en una conversación, las dos partes en el diálogo han de estar abiertas, sin prejuicios, en entera disposición de comprender. El aislamiento y la falta de comunicación también están presentes con mucha frecuencia en los suicidios y en las tentativas de suicidio, así como en los casos de alcoholismo y otras drogodependencias. Los engreídos, los orgullosos, no escuchan a los demás. De hecho, la principal demanda que realizan las personas que llaman a los servicios de ayuda psicológica en casos de crisis emocional es ser escuchado. Además, si la escucha ha sido realmente activa, de manera que la persona escuchada se ha sentido acogida y el escuchador ha sabido encontrar las palabras precisas y cálidas para formular las preguntas oportunas que abren la inteligencia, la persona escuchada.

Videos

Perfeita de vestidinho curto. Pero, hoy, en la civilización de la prisa y el estrés, hay cada vez menos personas que sepan escuchar con atención y serenidad. Cuando una persona se encuentra en una situación de crisis emocional, solo con el hecho de compartir aquello que le causa sufrimiento y poder desahogarse con alguien que le respeta y no le juzga, efectivamente se des-ahoga y experimenta una. Existen ciertas habilidades sociales, como puede ser la de hablar o escribir bien, que gozan de un cierto reconocimiento. En primer lugar, dominar el arte de la escucha tetas perfetas alcalá de henares es un modo de crecer como persona. Sin embargo como explica Francesc Torralba Roselló, catedrático de Filosofía en la Universidad Ramón Llull,- todos valoramos, intuitivamente, a la persona que sabe escuchar, la buscamos, deseamos sentarnos a su lado, estar con ella, porque todos, desde lo más profundo, necesitamos. No hay más que contemplar el espectáculo lamentable que ofrecen los políticos de lo que es no escuchar: ni a los ciudadanos ni a los adversarios. Esta predisposición al aprendizaje es la que va a dar al buen escuchador la posibilidad de ampliar su visión del mundo. En ese sentido, deberíamos escuchar, sobre todo, a los que piensan de un modo distinto, a los que creen en otro dios, a los que viven de un modo radicalmente diferente al propio. Tristemente, cada vez es más frecuente encontrarse con personas que no escuchan. Como subraya Francesc Torralba Roselló, la escucha es un acto de receptividad y, por ello, solo puede escuchar quien limpia los poros de su ser y permite la libre circulación entre lo exterior y lo interior. Porque sin los otros, sin el diálogo con ellos, no hay realización humana posible. Saber escuchar bien es, por tanto, una destreza que merece ser valorada y enseñada porque produce efectos muy beneficiosos tanto para el que es escuchado como para el que realiza la escucha activa. Cuatro de cada cinco adolescentes españoles sienten cierto distanciamiento de sus padres porque creen que no les comprenden y que, por tanto, no merece la pena hablar con ellos de sus problemas. Una sociedad que se vanagloria de proclamarse del bienestar a los que estaría más obligada a escuchar sería a los más vulnerables de nuestro sistema social. A escuchar se aprende en el grupo más primario, es decir, fundamentalmente en la familia; y este aprendizaje es de tal modo que, si una persona no se ha sentido escuchada y valorada cuando era niño, muy difícilmente escuchará. Por esta razón, el filósofo griego Zenón de Elea solía decir a sus discípulos: Recordad que la naturaleza nos ha dado dos oídos y una sola boca para enseñarnos que vale más escuchar que hablar. Significa entender la comunicación desde el punto de vista del que habla. Las personas que, de verdad, saben escuchar escasean y, sin embargo, son hoy más necesarias que nunca. Solo pasado un tiempo, cuando los posos se han depositado en el fondo, es cuando se nos revela con claridad lo que la otra persona nos estaba demandando en realidad detrás de un discurso que nos podía parecer confuso e, incluso, contradictorio. Asimismo, cuando una persona nos dedica su tiempo y nos escucha sin rechazo, sin interrumpirnos cuando lo que necesitamos es hablar, prestándonos su atención, entonces nuestra autoestima se siente reforzada y nos sentimos más capaces de encarar situaciones sufrientes que nos demandan una respuesta. En esos momentos, los silencios son el modo de gritar los aullidos del alma. La escucha profunda y de calidad es, por tanto, un bien escaso (y poco valorado en la sociedad actual aunque tremendamente necesario. Sin los otros, no podemos lograr la verdadera felicidad, que consiste esencialmente en compartir lo que somos y tenemos con los demás, explica el dominico y escritor Juan Bestard.

0 respuestas a “Corto trabajadora sexual facial en murcia

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios se marcan *